Celebrities

Taylor Swift, más ridícula que nunca

By  | 
Jamás le darán el premio a la más simpática ni a la más expresiva. Ya ni siquiera nos sorprendía, pero lo de Taylor Swift ha alcanzado límites nunca antes vistos en el Caelebrity business. La estrella no se quiere enfrentar a los objetivos de los paparazzis y, en su último encuentro con ellos, se ha puesto muy, pero que muy, ridícula.

La artista salía de casa de unos amigos y no quería que le vieran la cara, así que, en un ataque de timidez sobrecogedor, hacía la del avestruz, esconder la cabeza, porque si yo no les veo, es como si ustedes no me vieran a mí... Y con esta filosofía, la jovencita comenzaba a andar hacia atrás arriesgando la vida en ello, porque en Taylor es como si los tacones vinieran de fábrica.

Afortunadamente, un esmerado guardaespaldas estaba allí para hacernos entender por qué se les llama así y, muy ilustrativo, le guardaba la espalda. Eso sí, el pobre empleado de la estrella no podía ni aguantar la risa.

Llegados a la puerta del auto y tras la indicación del seguridad, Taylor pasaba de caminar como un pollito a brincar como un saltamontes. Con famosos así, ¿quién quiere ir al zoológico?