Celebmás España

Kim Kardashian y su maquillaje desastroso

By  | 
El cambio en el color de la melena de Kim Kardashian no parece ser su única transformación, según ha quedado patente en la visita de la chica a París. Kim, que confía habitualmente en el talento de su maquilladora Joyce Bonelli, se ha dado ella misma a la tarea de ponerse guapa y el resultado no ha sido, ni de lejos, igual que el de su experta colaboradora.

De hecho, una línea vertical para marcar la nariz, uno de los trucos de belleza que seguramente ha aprendido de Joyce, aparecía sin difuminar partiendo en dos la cara de la recién estrenada rubia. Y si bien sus fans la siguen viendo guapa incluso así, lo cierto es que hacía mucho que no se le veía sin lucir un cutis absolutamente perfecto.

El despiste del maquillaje casi pasó desapercibido con el vestido que se puso la chica. Con un Balmain más que revelador, de clara inspiración bondage, que dejaba ver muchísima piel, la chica desafió el final del invierno en la capital francesa, cubierta con un abrigo de piel, todo negro.

Esperemos que haya echado de menos a su tan necesaria maquilladora y, a partir de ahora, se dedique solamente a su tarea: los selfies.